The Flamekeeper FK

Verdades Compartidas

No hay mayor poder que creer en algo común a todos

The Flame Blog. Cultura Empresarial. Cultura Organizacional. Orientación Laboral. Coaching. Innovación. Diseño Estratégico. Madrid. Consultor. Freelance. Consultoría. Design Thinking.

Verdades Compartidas.

Verdades compartidas. ¿Cómo convencer a uno o a millones de personas para que crean determinadas historias sobre dioses, naciones, compañías, etc.? Dice Noah Harari en su libro Sapiens, que gran parte de la historia del ser humano ha girado en torno a esta cuestión. También dice que cuando estos “constructos sociales” o “realidades imaginadas” tienen éxito y son aceptadas por muchos, otorga un poder increíble a los grupos de personas porque les permite cooperar y trabajar para conseguir un propósito común en base a un marco de entendimiento.

“Cuando mil personas creen durante un mes algún cuento inventado, esto es una noticia falsa. Cuando mil millones de personas lo creen durante mil años es una religión”.

Yuval Noah Harari

Nunca subestimes el poder de una minoría de personas luchando por algo común. Pronto dejarán de ser minoría. No existe nada más poderoso que creer. El ser humano de por sí, por su naturaleza, por su instinto de supervivencia, tiene una tendencia natural al progreso, a avanzar, a seguir hacia delante. Por eso, pese a que los informativos diarios están repletos de noticias desalentadoras que auguran un apocalipsis cercano, el mundo sigue avanzando. Seguimos aquí. Ésto, en mi opinión, sucede porque hay personas que creen en lo que hacen, en un mundo mejor y sobre todo, que creen junto a otras personas.

La conciencia colectiva en la cultura de una compañía.

Generar esta conciencia colectiva es el primer paso para conseguir una cultura de compañía fuerte. Cada empleado ha de ser consciente de que forma parte de algo que va mucho más allá de su individualidad. Que está conectado con todos los elementos que tiene a su alrededor en su día a día y, por encima de todo, con otras personas. Es el conocer, entender y conectar con estas personas, lo que supone plantar la semilla para creer en algo común y construir esas verdades compartidas que más adelante se identificarán como la cultura de una organización.

Parece un planteamiento sencillo, ¿verdad? A día de hoy, la mayoría de los empleados de las compañías no tienen interiorizado este aspecto y se viven guerras de poder, luchas y disputas constantes que se traducen en un alto estrés laboral, mal ambiente en el trabajo y además un bloqueo en la productividad e impacto en las cifras del negocio.

“Un 60% de los trabajadores afirma tener estrés en su trabajo”

Instituto Nacional de Estadística

Hay que dedicar tiempo.

¿Por qué sucede esto?, ¿por qué cuesta tanto pensar en global? Porque hay que dedicar tiempo. El tiempo es el mayor bien del ser humano y un bien escaso en las compañías. Hay que dedicar tiempo a pasar tiempo juntos, a estar con el resto de compañeros, a conocerlos mejor, a entender cómo piensan y sus personalidades, a reflexionar en común sobre la empresa, lo que sucede en su día a día y sobre todo a construir terrenos comunes de entendimiento. En definitiva, construir conexiones humanas verdaderas y a cultura.

Somos esclavos de las tareas. En el mundo empresarial nos han educado para ser muy buenos haciendo nuestras tareas, enfocarnos en ellas como la forma en que cada empleado aporta su granito de arena al propósito común. Oímos mensajes como: ”Limítate a hacer bien tu trabajo, cumple con tus tareas, eso es lo que se espera de ti”. Pues sí, efectivamente, un trabajador es contratado para cumplir con unas tareas, eso es así, pero…

”El tiempo perdido en el trabajo alcanza el 30% de la jornada laboral”

Instituto Nacional de Estadística.

 

Terrenos comunes de entendimiento.

Es frecuente que cuando se pide tiempo a un grupo de trabajadores o a una empresa para hacer un proyecto colectivo (más allá de una reunión), las primeras respuestas sean… “Tengo mucho que hacer” o “No tengo tiempo para eso”. Estoy hablando de proyectos, con un output que se supone beneficioso para su compañía. Imagina si lo que planteamos es dedicar tiempo de la jornada laboral a compartir espacios de entendimiento y reflexión con los demás. Estamos lejos…

Afortunadamente, es cada vez más evidente que las fórmulas de trabajo colaborativas cada vez son más necesarias, aceptadas y eficientes. Dedicar tiempo a compartir con los demás, gestionar miedos, ilusiones, expectativas e incertidumbres, tiene un impacto directo en las tareas. Dedicar tiempo a compartir, hace que la parte ejecutiva del trabajo sea mucho más eficiente, que las personas colaboren más y que sean mucho más eficientes en sus propias tareas. ¿La clave? La conexión con los demás. La conexión humana.

Cuando conectas de forma humana con otras personas, tienes muchos más motivos por los que responder de tu propio desempeño, más allá de que te lo hayan encomendado. Respondes por ti, respondes por ellos, respondes por lo que habéis construido juntos, por aquello en lo que creen como colectivo.

Verdades compartidas.

El ser humano necesita de los demás para reconocerse. Necesita formar parte de algo. Es lo que se llama, sentido de pertenencia y es algo básico propio de su naturaleza como especie (por lo visto, ya los sapiens del pasado dieron con esta clave). Este sentido de pertenencia se basa en dos aspectos clave, la conexión con los demás y la conexión con lo que crean esas personas en conjunto. Las historias que se cuentan, la visión del mundo, las verdades compartidas. Cada uno puede tener sus propias opiniones o su propia visión de las cosas, pero poco podrá hacer él solo como individuo. Las verdades compartidas son esas verdades, esa visión común de las cosas aceptadas por el colectivo. Verdades que filtran las opiniones de los individuos, que se construyen en base a lo realmente importante para todos y esto es lo que prevalece, siempre. 

Y no hay mayor poder que el de un grupo de personas creyendo en algo común, ¿verdad? En esas verdades compartidas. 

Carlos Murillo. 

Diseñador de Estrategia, Cultura e Innovación.

Web:

Si quieres saber más sobre mi trabajo como coach visita: https://www.carlosmurillocoach.com/  

Echa un vistazo estos otros artículos: 

¿Nos tomamos un café?

Me gustaría saber más sobre tu situación y cómo puedo ayudarte.
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad